Elude Gobierno Federal responsabilidades en Chihuahua: Senadores del PAN

Senadores del Partido Acción Nacional (PAN) denunciaron una campaña mediática y ataques mezquinos de legisladores y funcionarios en contra del gobernador de Chihuahua, Javier Corral Jurado, así como el abandono del Gobierno federal en funciones de combate al crimen organizado en esa entidad, que por ley le corresponden.

 

En conferencia de prensa, senadores panistas acusaron que, por un lado, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, señala que el estado de Chihuahua “está descompuesto” y, por otro, se le niega el apoyo de la Federación en asuntos que le competen, como el combate al crimen organizado, que se inscribe en el ámbito federal.

Además, lamentaron que se haya usado de manera mezquina el cobarde asesinato a la periodista Miroslava Breach para culpar al gobernador, cuando la Fiscalía especializada, a cargo de la Procuraduría General de la República (PGR), ha fallado en dar protección a periodistas y defensores de derechos humanos, muchos de ellos atacados y asesinados durante la administración del ex gobernador César Duarte Jáquez.

Recordaron que hace dos semanas, un grupo plural de 17 senadoras y senadores de diversas fracciones parlamentarias e independientes presentaron un punto de acuerdo para exhortar al titular del Poder Ejecutivo federal a llevar a cabo las acciones pertinentes con el propósito de atender los problemas de seguridad y violencia en las comunidades indígenas en el estado, mediante la coordinación con el gobierno del estado de Chihuahua, a fin de privilegiar el respeto a los derechos ciudadanos y la promoción de la paz en la región.

Sin embargo, la propuesta presentada de urgente y obvia resolución no fue discutida en su momento ante el pleno del Senado y no ha sido dictaminada por la Comisión de Seguridad Pública que preside el senador Ernesto Gándara Camou, por lo que se hizo un llamado para que a la brevedad sea aprobada, ante la delicada situación prevaleciente en el estado.

Asimismo, señalaron que es necesario implementar medidas oportunas, pertinentes y eficaces, que involucren a los tres niveles de gobierno, con el máximo de recursos y esfuerzos, para poner fin a los actos de intimidación, hostigamiento, amenazas y homicidios.

En ese sentido, se propuso incrementar los recursos que envía actualmente la Federación al estado y no reducirlos como si se tratara de un estado que sufre de niveles de delincuencia ordinarios.

“Dejar en este momento solo al gobierno local es una irresponsabilidad del Gobierno federal y un acto de violencia política en contra de los ciudadanos del estado”, sostuvieron.

Compartir en: