Propone senador Victor Hermosillo iniciativa para fortalecer la autonomía del Banco de México

Al presentar iniciativa de reforma al artículo 21 de la Ley del Banco de México, el senador Victor Hermosillo y Celada resaltó la necesidad de fortalecer la autonomía del Banco de México (Banxico) con el propósito de que esta institución tenga la última palabra respecto a la política cambiaria del país.

Refirió que el artículo 28 constitucional señala que el Estado tendrá un banco central autónomo, cuyo objetivo prioritario es “procurar la estabilidad del poder adquisitivo de la moneda nacional, fortaleciendo con ello la rectoría del desarrollo nacional que corresponde al Estado”.

Lamentablemente, acotó, la Ley del Banco de México no acata plenamente el mandato constitucional, al menos en materia de política cambiaria, la cual tiene una injerencia directa en el poder adquisitivo de nuestra moneda, como ha sido evidente en años recientes.

“Para ser consistentes con nuestra Constitución y el principio de división de poderes, es imperativo reformar el artículo 21 de la Ley de Banco de México”, subrayó.

Actualmente, agregó Hermosillo y Celada, la facultad de determinar la política cambiaria la tiene la Comisión Cambiaria, conformada por miembros de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y del Banxico, pero, en caso de conflicto, la SHCP es la que tiene la última palabra, es decir, el Poder Ejecutivo.

“El Presidente de la República, vía la SHCP, tiene el poder de determinar la política cambiaria; esto puede llevar a anular de facto la autonomía del Banxico, dado que su ley establece en el artículo 43, fracción VII, que el Gobernador será removido del cargo si no cumple con los acuerdos de la Comisión de Cambios”, advirtió.

Consideró que es peligroso dejar nuestra política cambiaria en manos del Ejecutivo, ya que, remarcó, el manejo político de la política cambiaria llevó en repetidas ocasiones a costosas crisis económicas en México.

Por ello, el legislador de Acción Nacional reiteró la importancia de la propuesta.

“Pretendemos que sea el Banxico y no la SHCP el que determine la política cambiaria, para evitar que el Ejecutivo pueda utilizarla para incidir en el tipo de cambio de manera discrecional, con fines políticos o electorales”, enfatizó.

Asimismo, insistió, queremos fortalecer la autonomía de Banxico, para que pueda cumplir cabalmente con su mandato constitucional, lejos de todo interés político.

La iniciativa se turnó a la Comisión de Hacienda y Crédito Público del Senado, para su análisis y dictaminación.

DICE DEBE DECIR
ARTICULO 21.- El Banco de México deberá actuar en materia cambiaria de acuerdo con las directrices que determine una Comisión de Cambios, que estará integrada por el Secretario y el Subsecretario de Hacienda y Crédito Público, otro subsecretario de dicha Dependencia que designe el Titular de ésta, el Gobernador del Banco y dos miembros de la Junta de Gobierno, que el propio Gobernador designe. Los integrantes de la Comisión no tendrán suplentes.

Las sesiones de la Comisión serán presididas por el Secretario de Hacienda y Crédito Público, en su ausencia, por el Gobernador y, en ausencia de ambos, por el subsecretario que designe el Titular de la citada Secretaría. Quien presida la sesión tendrá voto de calidad en caso de empate.

La Comisión podrá reunirse en todo tiempo a solicitud del Secretario de Hacienda y Crédito Público o del Gobernador; sus sesiones deberán celebrarse con la asistencia de por lo menos tres de sus miembros, siempre que tanto dicha Secretaría como el Banco de México se encuentren representados. Las resoluciones de la Comisión se tomarán por mayoría de votos, siendo necesario en todo caso el voto favorable de por lo menos uno de los representantes de la citada Secretaría.

El Gobernador informará a la Junta de Gobierno sobre dichas resoluciones.

El secretario de la Junta de Gobierno y su suplente lo serán también de la Comisión de Cambios.

ARTICULO 21.- El Banco de México deberá actuar en materia cambiaria de acuerdo con las directrices que determine una Comisión de Cambios, que estará integrada por el Secretario y el Subsecretario de Hacienda y Crédito Público, otro subsecretario de dicha Dependencia que designe el Titular de ésta, el Gobernador del Banco y dos los miembros de la Junta de Gobierno, que el propio Gobernador designe. Los integrantes de la Comisión no tendrán suplentes.

Las sesiones de la Comisión serán presididas por el Gobernador del Banco de México, en su ausencia, por el miembro de la Junta de Gobierno de mayor antigüedad que esté presente. Quien presida la sesión tendrá voto de calidad en caso de empate.

La Comisión podrá reunirse en todo tiempo a solicitud del Secretario de Hacienda y Crédito Público o del Gobernador; sus sesiones deberán celebrarse con la asistencia de por lo menos tres de sus miembros, siempre que tanto dicha Secretaría como el Banco de México se encuentren representados. Las resoluciones de la Comisión se tomarán por mayoría de votos, siendo necesario en todo caso el voto favorable de por lo menos uno de los representantes de la citada Secretaría. El Gobernador informará a la Junta de Gobierno sobre dichas resoluciones. El secretario de la Junta de Gobierno y su suplente lo serán también de la Comisión de Cambios.

 

Etiquetas:
Compartir en: