Urge Senador Victor Hermosillo implementar acciones como respuesta a la legalización de la marihuana en Estados Unidos

  • Solicita se entregue un informe al Senado de la República sobre las políticas públicas que se están llevando a cabo con relación al combate de la producción, distribución y consumo de la marihuana.
  • El punto de acuerdo se turnó a la Comisión de Relaciones Exteriores América del Norte para su análisis y dictaminación.

Derivado de la aprobación de la marihuana para su uso recreativo el pasado 8 de noviembre en California, Massachusetts y Nevada, que permite a las personas mayores de 21 años portar para su consumo hasta 30 gramos y cultivar plantas en sus hogares, el Senador por Baja California, Victor Hermosillo, presentó hoy un exhorto al Ejecutivo Federal para implementar acciones como respuesta a la legalización de la marihuana en Estados Unidos.

Durante su intervención en pleno se dijo preocupado por las consecuencias de no mitigar el impacto de dicha legalización sobre todo en la región fronteriza.

“Es una paradoja legal, social, económica y cultural, sobre todo en la frontera y para todo el país si no hacemos algo al respecto. Sí podemos reclamarle a los norteamericanos porque nos metieron en el combate a la marihuana, y ahora, van a permitir que se fume; cuando Estados Unidos pone sólo los consumidores y a nosotros nos tocan los muertos”, argumentó.

Apuntó que los cárteles que no puedan hacer llegar a Estados Unidos toda su mercancía tendrán que buscar para ella un mercado en nuestro país o diversificarse en otras actividades ilícitas.

Por lo anterior, urgió al gobierno a convocar a un amplio diálogo nacional e internacional para replantear el enfoque y las políticas alrededor del combate a la producción, distribución y consumo de la marihuana en América del Norte porque sólo se cuenta con un año antes de que dicha legalización entre en vigor el 1 de enero de 2018.

Señaló que la prohibición o legalización de cualquier producto en Estados Unidos y México afecta invariablemente a ambos.

“Estamos obligados a tomar las medidas necesarias para homologar los criterios y las normas en la región norteamericana. Es un problema mucho muy grave que tenemos que tomarlo con seriedad”, finalizó.

Compartir en: